Los sitios arqueológicos subacuáticos (barcos hundidos, restos de barcos como cañones, jarcias, arboladuras, o cualquier otra evidencia y restos dejados por civilizaciones pretéritas) están regulados bajo el amparo legal de la «Ley de Protección del Patrimonio Cultural de Cuba», en tal sentido es ilegal cualquier acción premeditada o nó, que atente directa o indirectamente la integridad de dicho patrimonio.

Si Usted tiene conocimiento de cualquier acción que afecte un sitio arqueológico, le rogamos se ponga en contacto con nosotros inmediatamente a través de los teléfonos (+53 22 653299 – 625999), o escribiéndonos al correo electrónico: cubasub@gmail.com para darnos conocimiento de dichos hechos y la naturaleza de los mismos.