Explorar las profundidades marítimas es una de las actividades que siempre genera el interés de las personas. Y es precisamente este atractivo el que permitió el surgimiento del buceo como el método más efectivo para abrazar esta inmensidad. Es así, que al igual que con otras prácticas humanas, el buceo ha ido evolucionando en función de los intereses del individuo bajo las aguas.


En este sentido, podemos encontrar el buceo recreativo y el buceo científico cómo dos de las principales clasificaciones realizadas para definir los diferentes tipos.

El buceo recreativo no es más que una actividad de ocio y turística que tiene como objetivos principales la diversión de las personas que lo practican y el contacto de las mismas con la naturaleza. Es una actividad segura que no causa daños al medio ambiente y se basa en la cooperación de los que lo practican, no se trata de una competencia.
Tiene como objetivo realizar un paseo turístico subacuático y la comprensión del entorno marino. No es necesario ser un atleta para practicar este tipo de buceo, lo puede practicar toda aquella persona que haya sido certificada y que cumpla determinados requisitos médicos.

Buceo recreativo
El buceo recreativo puede ser practicado por hombres y mujeres, de cualquier edad, solo limitados por alguna posible legislación al respecto en algunos países. Deben tener el suficiente entrenamiento para aprender a sentirse cómodo en el agua y manejar correctamente el equipo.

El buceo científico es la actividad subacuática realizada para tener acceso en el ambiente hiperbárico a técnicas de aplicación en investigación científica con procedimientos realizados para proyectos concretos. Permite realizar estudios de impacto ambiental submarino, inventarios de especies marinas, seguimientos de ecosistemas marinos y otras investigaciones para profundizar en nuestro conocimiento sobre los ecosistemas subacuáticos.

Tiene como objetivo realizar investigaciones en diferentes ramas de la ciencia como la biología, arqueología, acuicultura, espeleología, batimetría… Solo puede ser practicado por buceadores expertos y calificado. Está marcado por una cantidad mucho mayor de requisitos de equipo y entrenamiento para manejar las exigencias adicionales que este tipo de buceo entraña.
Una persona puede practicar buceo científico si posee una formación específica fuera del agua, no asimilable para personal no investigador y a tiene una titulación de buzo acreditado.