Texto y fotografías: Noel López Fernández

Desde mi punto de vista, el de un fotógrafo submarino, el área de Boca Grande representa, una gran oportunidad de lograr imágenes espectaculares, tanto de fotografía, como de video.

Por supuesto que siempre es un reto conseguir buenas fotos subacuáticas, pues la naturaleza nos pone a prueba a cada instante, y son tantas las variables, que debemos considerar, que nunca es fácil conseguir nuestra meta.Pero lo más importante para un fotógrafo subacuático, es tener la oportunidad, de intentarlo, y los arrecifes de boca grande están llenos de oportunidades.

Es común hacer una inmersión con más de 100 langostas, algunas de ellas, de gran tamaño, merodean, por el arrecife fuera de su refugio. Los cardúmenes de sábalos (tarpons) sobrepasan los 100 individuos, especialmente en los meses de abril a junio, las rayas son muy abundantes, las guasas están muy bien representadas, siendo común ver algunas de 400 libras de peso.

Grandes cardúmenes de jureles, pagualas, palometas, pompano africano, especie poco común y de gran tamaño. Las cuberas, están por doquier, y siguen a los buceadores, casi en cada inmersión, debemos subrayar, que esta especie esta casi desaparecida en el gran Caribe, especialmente en la Florida, y cayos cercanos, y puede alcanzar más de 100 libras de peso, siendo uno de los peces de mayor inteligencia en aguas del Caribe.

 

Algunos arrecifes, como por ejemplo Rainbow reef, constituyen el lugar perfecto para hacer fotos de ambiente con modelos, o sin ellos, con una proliferación impresionante de esponjas multicolores, coral negro, gorgonias de profundidad, corales petreos de gran belleza, paredes, y solapas , llenas de vida a solo 20 metros de profundidad. Las parejas de angelote francés, (French Angelfish), se pasean por todo este entorno, los angelotes Reina (Queen Angelfish), se acercan al buceador, por curiosidad. Cangrejos de gran tamaño, barracudas, rayas, morenas verdes, etc.

Los tiburones acostumbran a patrullar el borde del canto del veril, es casi imposible, hacer alguna inmersión en el canto profundo de esta zona y no ver algún tiburón de arrecife (caribean reef shark) o algún jaquetón (silky shark),y ocasionalmente algún tiburón martillo, o cornuda de ley (Great Hamerhead), de más de 4 metros de envergadura.

 

Pero también se han visto tiburones tigre (Tiger Shark) y tiburones zorro (threcher shark). Especialmente en los meses de invierno de noviembre a enero, los cardúmenes de bonitos, hacen su aparición, especialmente con luna llena y cuarto menguante, en las aguas profundas, cercanas a el canto del veril, saltando fuera del agua, en su festín, alimenticio, tratando de capturar las manjúas, o silver side fish, que se concentran en grandes cardúmenes, y que atraen también a otros depredadores, incluyendo diversas especies de tiburones, y al mayor de los peces de agua salada, al tiburón ballena (whale shark), con más de 10 metros de longitud, que persigue también a estos cardúmenes.

En la zona de Boca Grande aún quedan muchas cosas por descubrir, apenas hemos comenzado su exploración, y estamos seguros, que la naturaleza nos va a sorprender, muchas veces, y que apenas, hemos visto un 10 porciento, de lo que se puede encontrar, nuestra expectativa, es que en un futuro no muy lejano, Boca Grande se convierta en el paraíso de la fotografía submarina, para el gran Caribe y el mundo.