Conmemoran en Santiago de Cuba aniversario 120 del fin de la guerra hispano-cubano-norteamericana

En la histórica Loma de San Juan, escenario de una de las últimas acciones combativas que puso fin al colonialismo español en Cuba y América, se rindió homenaje este 3 de julio a los caídos en combate en lo que se conoce como la primera guerra imperialista del mundo.
La ceremonia militar estuvo a cargo de cadetes de la Región Militar de Santiago de Cuba y la Banda de Música del Ejército Oriental. En horas de la mañana se dieron cita allí, importantes intelectuales de Cuba y España quienes intercambian esta semana diferentes aristas de este suceso histórico en el Noveno Simposio Internacional de la Actividad Subacuática en Cuba, SIMPOSUB 2018.
El embajador de España en Cuba, Excelentísimo Señor Juan José Buitrago, colocó las ofrendas florales a los mártires caídos junto a otros miembros de la delegación diplomática de su país, también representantes del gobierno, la Oficina del Conservador de la Ciudad y el Centro Provincial de Patrimonio Cultural en Santiago de Cuba. Además recorrió las inmediaciones del parque, acompañado del Dr.C. Vicente González, director de CUBASUB y de otros historiadores cubanos y españoles, quienes le ofrecieron detalles de este acontecimiento histórico y la significación de este sitio para la historia en común de ambos países.
El embajador español se interesó por la concepción de los monumentos allí ubicados, los cuales rememoran la heroicidad de los militares cubanos, norteamericanos y españoles y dijo, que durante su trabajo en la isla, impulsará la iniciativa de colocar allí también una estatua del soldado español, ausente hasta hoy.
El MSc. René González Barrios, Director del Instituto de Historia de Cuba dijo en sus palabras que este “Loma de San Juan fue sin dudas uno de los sitios más gloriosos de la epopeya cubana”.
Este 3 de julio, se conmemora además la desaparición de la flota del Almirante Pascual Cervera y Topete, en histórico combate naval acaecido en las afueras de la bahía santiaguera, en desigual enfrentamiento a la armada norteamericana.
“A todos, cubanos, españoles y estadounidenses, rindamos hoy homenaje sincero, dijo René González. Cuba, agradecida siempre, guardará en su memoria la sangre derramada en la forja de la nación. Lo hicieron ayer los mambises que levantaron este parque en tributo a los caídos de los tres bandos, y nosotros hoy, herederos fieles de las nobles ideas de Céspedes, Martí, Gómez y Maceo”.